River sumó un punto y algunas dudas de cara al Superclásico

Con un equipo alternativo, River empató 1-1 ante Huracán en Núñez y no pudo trepar a la cima de la tabla. Otra vez lo salvó Romero. Díaz salió lesionado.

En la antesala del duelo copero frente a Boca por los octavos de final de la Copa Argentina, River igualó 1-1 ante Huracán en el Estadio Monumental por la cuarta fecha de la Liga Profesional de Fútbol.

De todas maneras, el local asumió desde el inicio la iniciativa del partido y tomó el control de la pelota por intermedio de las lecturas de Enzo Fernández, que jugó en lugar de Pérez, y la constante participación ofensiva de Benjamín Rolheiser, el reemplazante de De La Cruz.

De hecho, la primera acción de vértigo para La Banda fue a los 5 minutos, cuando Casco avanzó por la banda izquierda, advirtió una buena diagonal de Girotti y la filtró entre los centrales del Globo,pero el delantero del Millonario falló en el control y la pelota salió por la línea de fondo.

En la siguiente oportunidad para los de Núñez, fue el mismo juvenil quien volvió a desperdiciar una inmejorable posibilidad: recibió en la medialuna y tenía el arco de frente para rematar con total libertad; de todos modos, se demoró en la decisión y fue interceptado en el momento justo.

Ya en el comienzo del complemento, el local era el dominador del juego y estuvo cerca con un tiro de esquina de Julián Álvarez que casi se mete olímpico si no fuera por el travesaño. Sin embargo, un mal retroceso en una pelota parada le costó el gol en contra.

Es que el delantero Nicolás Silva terminó un fructífero y veloz contraataque del equipo de Parque Patricios y anotó la ventaja parcial en el Estadio Monumental con un sutil toque por abajo a pesar de la rápida salida del arquero Franco Armani.

La carta del empate para River estaría en el banco. Y otra vez fue el implacable Braian Romero quien capitalizó un envío de Fabricio Angileri desde la izquierda y decretó el empate final para el Millonario, que jugó con uno más por la expulsión de César Ibáñez en Huracán.

Si bien el empate deja algunas sensaciones encontradas, la peor noticia es el golpe que recibió Paulo Díaz en el primer tiempo, el cual lo obligó a dejar la cancha para ser suplido por Jonatan Maidana y lo pone en duda para enfrentar a Boca.

El aliciente del contexto es que River sumó, pero la contracara es que no aprovechó la chance para subirse a lo más alto y ahora está un paso detrás de los líderes con 7 puntos, uno menos que Independiente, Racing y San Lorenzo.

 

x

Check Also

Argentina, le ganó a Venezuela en Caracas por 3 a 1

Argentina estrenó el título de la Copa América con un ...

A %d blogueros les gusta esto: