Familias rurales: garantizan la regularización de tierras y el abastecimiento al mercado alimentario

El gobernador Jorge Capitanich se reunió en Sáenz Peña con consorcios rurales y ratificó su compromiso para fortalecer al sector. Arraigo a la tierra, acceso a equipamiento, financiamiento, viviendas, regularización dominial y redes de comercialización, fueron algunos de los ejes centrales del encuentro.

“La tierra es de quien la trabaja y produce con su esfuerzo, por eso queremos favorecer el arraigo rural, establecer un plan de regularización dominial y fortalecer los modelos productivos para que sean sustentables”, destacó el mandatario.

En la ocasión se rubricaron tres convenios con el Instituto de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar (IDRAF), organismo estatal dedicado al fortalecimiento de los consorcios de servicios rurales. El primero, a través de la Administración Provincial del Agua (APA), busca promover el asesoramiento y la asistencia técnica a los consorcios, capacitaciones y provisión de insumos.

El segundo convenio –rubricado con la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente- tiene como eje la regularización dominial de la tierra, el desarrollo de planes estructurales regionales y el plan de manejo predial de bosques nativos. El tercero – con la Secretaría de Economía Popular- busca generar una red de comercialización vinculada a la Tarjeta Alimentaria.

Capitanich hizo hincapié en este último convenio ya que se entregarán 66 mil tarjetas alimentarias en la provincia, lo que significa unos cuatro millones de pesos por año. “Lo que pretendemos es que la agricultura familiar produzca leche, huevo, carne, frutas y verduras para alimentar a las y los chaqueños que más lo necesitan y a su vez garantizar que la plata quede en la localidad y de esta forma fomentar la producción”, remarcó.

Por otro lado, indicó que una de las metas para el fortalecimiento del sector, consiste en llegar este año a un presupuesto de 160 millones de pesos para la adquisición de equipamiento que permita mejorar la prestación de servicios. Además añadió que se implementará una operatoria que prevé el financiamiento de materiales para que los miembros de los consorcios construyan sus propias viviendas.

También se comprometió a generar financiamiento para ejecutar obras a fin de mejorar la provisión de agua y el sistema de electrificación rural. Por último, el mandatario adelantó que se promoverán nuevos modelos productivos, una red de atención sanitaria, viviendas rurales, un cambio en la educación rural, regularización de títulos de bienes rurales y estrategias de comercialización más eficientes para mejorar los ingresos de los productores.

Pereyra: “Estamos mejorando la vida de la familia rural”

La presidenta del IDRAF, Mónica Pereyra destacó la importancia de esta serie de convenios y manifestó que servirán para el buen vivir de la familia rural a través del asesoramiento, provisión para perforaciones y provisión para hacer reservorios. “En ese trayecto vamos a tener una jornada donde vamos a presentar un relevamiento de todos los consorcistas para saber la realidad y trabajar en base a ello”, señaló.

A su vez agregó que se trabaja de forma coordinada tanto con la Secretaría de Economía Popular, como con la Secretaria de Desarrollo Territorial y Ambiente. “Estos acuerdos atienden varios puntos que van desde la economía familiar hasta la titularidad de la tierra por lo que consideramos un avance muy importante para las familias rurales”, sostuvo.

González: “el pequeño productor podrá vender alimentos a sus propios vecinos”

El presidente de la Asociación de Consorcios de Servicios Rurales Miguel González destacó la implementación de la Tarjeta Alimentar a través de la red de proveedores locales que impulsa el gobierno provincial. “Es un gran beneficio para el pequeño productor que podrá vender su producción en ferias francas o en el pueblo, a los vecinos que cuenten con las tarjetas y la posibilidad de compra”, remarcó.

Para ello señaló que se analiza con los consorcios las estrategias de comercialización, con la posibilidad de tener bocas de ventas en el pueblo donde hay internet para el uso de las lectoras de tarjetas.

En ese sentido celebró estas políticas que promueven el arraigo rural, para que a través de las EFA, los hijos e hijas de productores puedan capacitarse y volver al campo que hoy les da la posibilidad de producir y comercializar. “Hoy nuestros hijos pueden pensar en capacitarse en las EFA porque saben que van a poder volver al campo a trabajar y vender su producción”, concluyó.

Comparte esta nota

Deja un comentario

x

Check Also

Continúan los operativos de cuneteo, mantenimiento de espacios públicos y arreglo de calles

La Municipalidad a través de la Secretaría de Servicios Públicos continúa trabajando intensamente en el ...

A %d blogueros les gusta esto: