Boca no pudo sostener la ventaja y empató con Argentinos Juniors en un partido clave por la cima de la Superliga

Igualaron 1-1. Wanchope Ábila adelantó al Xeneize, pero Santiago Silva dispuso la paridad. Ambos equipos comparten el liderazgo del certame

En un marco especial por la cercanía de las elecciones presidenciales (serán el domingo 8 de diciembre) y por la presencia de Juan Román Riquelme en el estadio, Boca no supo sostener la ventaja y dejó pasar la chance de quedar en la cima de la Superliga en soledad. Por la fecha 15° del certamen, igualó 1-1 con Argentinos Juniors en la Bombonera. El resultado mantiene a ambos equipos siguen como líderes del torneo.

Argentinos Juniors se animó a tomar la iniciativa en el comienzo pero, con el correr de los minutos, Boca se acomodó en el campo de juego y se hizo dueño de las acciones. Con las escaladas de Julio Buffarini y la velocidad de Alexis Mac Allister por la derecha, empezó a merodear el área custodiada por Lucas Cháves.

Fue así como, a los 13’, llegó el primer aviso. Wanchope Ábila fue a pelear una pelota en el área con Miguel Torrén y, finalmente, Marcos Angeleri -en un intento por despejar-, convirtió en contra de su propia valla. Sin embargo, el árbitro Andrés Merlos anuló la conquista por un empujón del delantero de Boca sobre el defensor de la visita.

Luego de esa acción, el equipo de Gustavo Alfaro entró en un lapso de confusión y el elenco de La Paternal aprovechó para adelantarse. Lo tuvo Fausto Vera después de un mal rechazo de Frank Fabra, pero su disparo de media distancia salió por arriba del travesaño. Luego, fue Iván Colman el que intentó, aunque el remate rebotó en la defensa y salió al córner.

De a poco, Boca comenzó a esbozar nuevas estrategias y a intentar hacerse fuerte por un carril izquierdo que había dejado abandonado en los primeros minutos. De allí vino la apertura del marcador. Tras una gran jugada colectiva que comenzó con la salida de Esteban Andrada, Alexis Mac Alister se escapó y mandó el centro. Cháves falló en el despeje y la pelota le quedó a Wanchope Ábila, que selló el 1-0 con un cabezazo.

La distancia en el marcador pudo ser aún mayor, pero Mac Allister remató por arriba del travesaño cuando había quedado solo para definir en el área luego de un centro por lo bajo desde la derecha.

El Xeneize pagó caro el hecho de no haber aprovechado la oportunidad de ampliar la cuenta. A los ocho minutos del segundo tiempo, Argentinos se lució con una gran jugada en ataque – sobre todo por la brillante habilitación de Damián Batallini– y Santiago Silva marcó un empate que no gritó por su pasado con la camiseta azul y amarilla.

En un trámite de poco vuelo futbolístico, ninguno de los dos equipos hizo los méritos suficientes para quedarse con el triunfo. Boca fue de mayor a menor en el partido, mientras que el equipo de Diego Dabove mostró -levemente- mejores pergaminos, pero no generó las chances concretas para reflejarlos en el marcador. La roja para Sebastián Villa y el insistente grito de “Riquelme, Riquelme” desde las tribunas marcaron el final de un encuentro en el que los dos punteros del campeonato, sellaron la paridad.

Boca acumula cuatro fechas sin caídas (dos victorias y dos empates), mientras que Argentinos lleva dos jornadas sin perder. Ambos suman 29 puntos, en lo más alto de la tabla de posiciones. Los sigue Racing, con 26.

 

Comparte esta nota